Pierre Christine

Entrevista a Pierre Christine en el salón del cómic de Barcelona 2007

Profesor de universidad, autor de cómic, escritor de novelas, todas las actividades en las que buscar transmitir ideas y conceptos a las personas ¿Qué ideas te gustaría que conservasen quienes leen tu obra?

Lo esencial del trabajo que he hecho en cómic es dar una imagen del mundo moderno, no lecciones de política o de sociología, historias de nuestro tiempo con protagonistas de nuestro tiempo.

He intentado modernizar los temas del cómic, para dirigirme a personas que antes no leían comic y esto es lo que me llevo a tocar temas diferentes. Con un especialista de la ciencia ficción como Meziers porque es la metáfora de realidad, de la política con Enki Bilal porque es la realidad del mundo moderno ycon una mujer como Annie Goetzinger las historias románticas, porque siempre han sido las mismas, todo el mundo se enamora igual ahora, que hace un siglo

Todas estas cosas son las que he intentado mezclar No solo has guionizado para autores de cómic, sino también para el cine ¿Cuáles son las diferencias?

Enorme, cuando era joven creí que sería mejor para mi ser guionista de cine, esencialmente porque en el cine hay muchas actrices bellas y en el cómic solo hay chicos y es menos interesante, pero descubrí muy deprisa que había una libertad enorme en el trabajo en la narración gráfica, no hay censura y tampoco hay mucho control económico.

Cuando hago un mal cómic es culpa mía, sin embargo al trabajar en el cine hay interlocutores que cambian, comienzas con un personaje femenino de cuarenta años que es rubio y hay alguien que dice que tiene veinte años, lo aceptas y trabajas sobre este escenario y te olvidas de que tiene un hijo que también tiene 20 años, entonces te das cuenta de que hay un problema y como guionista debes buscar la solución. Ser guionista en el cine es como construir con piezas lego.

La otra diferencia es que en el cine siempre hay un poco mas de sexo, mas de acción y mas rubias.

En cambio en el mundo del cómic hablo con mi amigo el dibujante, somos solo dos y hacemos lo que tenemos que hacer, después hay éxitos o no.

Finalmente pienso que he tenido una vida muy feliz trabajando con grandes dibujantes, por el contrario no tuve una vida muy feliz como guionista de cine, a veces gane dinero, pero generalmente hacia trabajo por encargo


Has trabajado con dibujantes de gran reconocimiento como Bilal o Julliard, dos dibujantes muy diferentes ¿Has de adaptarte a las características de cada uno, o planteas primero la historia y luego buscas dibujante?


Trabajo con un traje a medida, no hago trajes para cualquier dibujante, por lo tanto siempre tengo escogido el dibujante en función de su estilo. He trabajado con grandes artistas como los que has nombrado y otros como Tardi, Meziers …. y cada vez intento hacer una historia que sea exclusivamente para el dibujante y esto es lo que explica que en mi despacho tengo historias escritas que no han sido publicadas, porque si hablo con el dibujante para el que ha sido pensado y no tiene tiempo para trabajar en ello, no se la doy a otro.

Luego está el dibujante que viene a verme y me pregunta si puedo trabajar para él y en algunos casos digo si, porque es un estilo que me conviene, pero en otros casos aunque sea un gran dibujante, no siempre forzosamente hay un entendimiento y en estos casos mas vale decir que no.

Su obra gráfica mas conocida es Valerian ¿Cómo lleva la etiqueta de ser el creador de Valerian?

En Francia no siempre es tan sencillo, hay gente para los que yo soy el guionista de Valerian porque han leído Valerian de niño o de adolescente y luego hay otros para quienes soy el guionista de Bilal y que no conocen forzosamente Valerian, porque han leído Bilal cuando eran adultos y luego hay otros, las mujeres para las que soy el guionista de Annie Goetzinger, porque ha escrito historias de mujeres.

Ser guionista, quiere decir tener un ego que está fragmentado entre varios personalidades y si quieres saber quien soy, algo de lo que yo tampoco estoy muy seguro, lo mejor es leer mis novelas.

Hice una novela hace cuatro o cinco años y trató temas que no puedo tratar en el comic, son temas mas personales y en ellos puedo escoger la forma de escritura, porque el dibujo no aporta nada mas. Por ejemplo el año pasado escribí una novela sobre la catarsis en la universidad francesa, esto para el cómic es un tema demasiado feo, pero es un tema de novela.

Hay desarrollare en la novela temas que no podré desarrollar en el mundo del cómic

Tu obra en general se apoya en un importante volumen de documentación ¿Cómo abordas el trabajo de documentación en tu obra?

Trabajo de manera bastante periodística con muchos viajes, muchas lecturas, muchas lecturas de prensa diaria y mensual, fotografías muy feas, mis dibujantes prefieren que las fotos sean feas, porque les deja más libertad para dibujar, pero las fotos forman parte de mi documentación, son como puntos de orientación para el cine.

Luego hay historias que son mas bien del orden de lo imaginario como Valerian y hay será donde mas utilizaré mis sueños, por la mañana cuando escribo lo que se me ha ocurrido o cosas que he visto en pintores, según el libro puede ser 100% periodismo , 50% imaginación 50% periodismo o 100% imaginación como en el caso de Valerian, porque no tengo astronave y nunca he estado en el cómic


¿Cuál es su dibujante favorito? ¿Con cual le hubiese gustado trabajar y no lo ha hecho?

Mi dibujante favorito es todo aquel con el que he trabajado, había uno con el que nunca había trabajado que era Andre Julliard, que es un representante de la línea clara y nunca había trabajado con nadie de la línea clara, el año pasado hice un libro con él y estoy muy contento.