René Pétillon

Entrevista realizada en el Salón del Cómic de Barcelona del 2006

¿Como decide iniciarse en el mundo del mundo del cómic, siendo un hombre con una preparación autodidacta?

La primera vez que vi un álbum mío publicado, un álbum con mi nombre, me di cuenta de que realmente no estaba listo para que me publicasen, me había lanzado, pero sin estar realmente preparado, creía que bastaba con querer dibujar y me equivoque, necesitabas algo mas que simplemente la voluntad.

Siempre había tenido ganas de dedicarme al dibujo y sobre todo quería dedicarme al dibujo humorístico, quería hacer historieta de tipo medianamente cómico, pero no sabía si lo iba a poder conseguir o no, de hecho cuando decidí dedicarme a esto de la historieta pensé que no necesitaba ningún tipo de formación académica, y también en eso me equivocaba , no solo me equivocaba pensando que estaba listo para publicar, sino que también me equivocaba al pensar que no necesitaba ningún tipo de formación académica.

Cuando me aceptaron los dibujos en un periódico, vi que eran realmente bastante malos y que a pesar de ello habían decidido publicarlos para mi sorpresa, el caso es que solo con el periódico no me bastaba y decidí presentar pruebas a la revista Pilote, porque con el tebeo de humor en Francia no me daba para ganarme la vida.

Para responder directamente a tu pregunta, me di cuenta que no estaba listo para publicar, una vez ya habían publicado mi primer álbum y que el problema que tiene ver tu obra en papel hay  impresa, es que ves todos los defectos y no puedes hacer nada para corregirlos, te desmoraliza bastante y lo único que te queda es tratar de animarte para ir progresando y que en el futuro te salgan mejor las cosas.

¿Por qué elige el humor para contar la realidad?

Realmente es que nunca me ha llamado la atención el dibujo realista, nunca me ha llamado la atención hacer una historia de corte mas realista. Lo que me atrae y siempre me ha atraído es el humor y el humor en todos su formatos, el humor en el cine, el humor en la literatura, el humor en el teatro, el humor de todo tipo, supongo que influye en estos gustos la percepción que tengo de las cosas, no me veo, no soy capaz de hacer una historia seria, para mi todas las historias representan una oportunidad de hacer algo de carácter mas humorístico.

De hecho es tanto así, que me considero mas un humorista que dibuja que no un dibujante humorístico.

El humor es lo que me llama la atención y si tengo la oportunidad de decidir a que quiero dedicarme, quiero dedicarme a la historieta humorística y a historias de humor como las que se ven en el cine, en la literatura, en el teatro, en todas partes, si tuviese que escoger un formato y un tipo de historia humorística, serían las películas cómicas, las que mas me llamarían la atención.

Si tuviera que elegir un solo autor como referente de su obra ¿Cuál sería? Y de los autores jóvenes ¿cual le gustan?

Si tuviera que decir un nombre sería Harvey Kurtzman, el editor de la revista MAD, aunque he dudado también con Charles Chaplin, he dudado entre estos dos nombres, cuando me dices solo uno me creas una duda entre ambos.

En cuanto a las jóvenes generaciones, me resulta imposible darte solo un nombre, hay muchísimos con mucho talento Lewis Trondheim, Marjane Satrapi, Manu Larcenet, toda esta nueva generación tiene un nivel excelente, son realmente muy muy buenos y han llegado a la madurez mucho mas rápido que nosotros, es una generación con un grado de madurez muy superior al que mi generación tenía a su edad.

Muchos de ellos no tienen ni cuarenta años y ya están dando lo mejor de si mismos. En nuestra generación nos costó mas, pero quizás fue porque tuvimos que recorrer un camino mas largo, nosotros partíamos de una historieta que era casi infantil, partíamos de Tintin, Spirou, Lucky Luke y nuestras obras hayan servido un poco como puente, como transición. Estas nuevas generaciones se han podido basar en nuestras obras como punto de partida y no han tenido que recorrer un camino tan largo para llegar hasta donde están ahora, han podido madurar mucho más rápido.

¿Cómo se logra que a pesar de denunciar la situación injusta de las mujeres en el Islam, al tiempo su trabajo sea aplaudido por la comunidad islámica?

Lo de la buena aceptación, depende de entre que grupos o medios, si hablamos de los islamistas moderados o ilustrados, pues si, la acogida ha sido bastante positiva, es un álbum que les ha ayudado bastante, les ayuda y supongo les ayudará en el futuro, es un álbum que ha tenido un carácter casi pedagógico, sin embargo si hablamos del integrismo radical, la aceptación no ha sido ni mucho menos la misma, de hecho lo primero que hicieron fue analizar y desmenuzar el álbum tratando de buscar algún tipo error. Yo me había cubierto las espaldas, me había documentado lo mejor que pude y no encontraron ningún fallo, pero eso no les impidió pronunciarse contra el tema y contra la obra, expresaron sus quejas e incluso organizaciones como la OIF, que tienen un carácter radical ahora miso en Francia, tacharon al álbum de ridículo, literalmente el Imán de la mezquita de Ginebra lo consideró un insulto a la oración y a los jóvenes y hubo reacciones, que denotaban que se habían molestado bastante por la publicación del álbum.

De todas formas lo que me ilusiona es ver que entre el islamismo republicado, entre el islamismo ilustrado, la reacción ha sido excelente y la acogida ha sido muy buena. De hecho es tanto así que hay una anécdota que me gusta muchísimo y que gustaría compartir con vosotros. Hay una pequeña librería en el barrio de la Chapelle de Paris que es un barrio con una abundante presencia de población musulmana, de población magrebí y en esa librería el propietario decidió colocar un ejemplar del Caso del Velo en el escaparate y cada día iba pasando una página, entonces los que iban por la calle se podían parar y leerla, iba pasando pagina tras página; Había dos mujeres musulmanas con velo y todo, que se plantaban cada día delante del escaparate para leer la historia, para leer la página del día y cuando se acabo el álbum, porque al final ya no cambiaban una página al día, sino que cambiaban una o dos cada día, se animaron por fin, entraron en la librería, compraron mi obra y le dijeron al dependiente “que sepas que este es el primer tebeo que compramos en nuestra vida”. Solo esta historia es recompensa suficiente

¿En que momento decide dedicarse al humor político?

A mi la política me ha interesado desde siempre, de hecho ya hace tiempo cuando trabajaba en una revista que se llamaba Le Matin de Paris tenía una tira que se llamaba el barón negro, le baron noir, que era una sátira a cerca de Valérie Giscardestin y ya entonces me interesaba bastante el tema. Hace diez años mas o menos cuando empecé a trabajar en Le Canard Enchaîne, tenía que hacer sátira política cada semana y eso implicaba que tenía que leer muchísimo cada vez mas y que poco a poco la política iba tomando una influencia mayor en mi vida, siempre me ha gustado dibujar esos temas, pero desde que empecé a trabajar en Le Canard enchaîné, más, de hecho desde que trabajo en esta publicación ha cambiado mi percepción, antes yo era alguien que incluía política en su historieta, ahora soy alguien que incluye historieta en su política , no es exactamente lo mismo y es una gran pasión, me encanta ver como evoluciona la sociedad, como se va desarrollando, me gusta analizar la vida política en si misma, incluso la vida y el desarrollo de la situación de los partidos, aunque alguna gente le parezca un poco superfluo o incluso  aburrido a mi me reconforta, me parece que es un ejemplo de la comedia humana.

¿Por qué tu interés en Córcega?

Hace unos diez o doce años a raíz de empezar a trabajar en Le Canard enchaîné tuve que empezar a documentarme mucho más sobre la situación en la isla, porque en aquella época había una ola de atentados y empecé a leer muchísimo sobre el tema porque lo tratábamos en el periódico y me fui dando cuenta, cuanto mas leía, que el tema era realmente muy complejo, que no es tan fácil como pudiera parecer y que merecía una reflexión mas detallada y mas en profundidad de lo que me permitían las páginas del periódico y para hacer esa reflexión de mas calado no hay mejor formato que la historieta

¿Qué respuesta en Córcega con el álbum El archivo Corso?

La reacción en Córcega fue bastante inesperada y tanto curiosa, yo creo que lo adoraron y lo amaron tanto por una serie de razones.

En primer lugar es una obra que no es injusta con ellos, que los trata correctamente y que da a entender que la situación que se vive en Córcega se deriva fundamentalmente de una serie de errores políticos, de políticas mal aplicadas del estado francés, toda esta serie de políticas generaron un sentimiento de frustración casi insoportable en la isla y eso provoco una respuesta. Entiendo que algunos corsos decidieran pasar a la acción y poner manos a la obra, no lo justifico, jamás justificaré que se recurra a la violencia, pero si digo que el grado de frustración era suficiente como para poder entender que se diera esa reacción.

Un segundo aspecto que les gusto bastante en Córcega es que en el álbum me río bastante de los turistas, de las personas que vienen del continente y eso es algo que siempre les llama un poco la atención y les gusta reírse de los turistas, de los continentales que llegan a la isla y que de repente son el mas corso de los corsos y que hacen como un curso intensivo de corceguez, por así decirlo.

En tercer lugar, creo que les gusto el álbum porque es una historieta de humor, porque muestra a la gente de Córcega riendo y dicen por fin alguien nos trata con normalidad, por fin alguien nos refleja como somos, sabe que nos podemos reír y nos refleja con una sonrisa, no hace que estemos todo el rato tomándonos demasiado en serio a nosotros mismos, ni dando una imagen demasiado seria. Desdramatiza un poco la situación que se había dado hasta ese momento , saben que a pesar de los problemas que tenemos, que a pesar de la bombas y de los atentados la vida sigue en Córcega y no hay problema, la mayoría de la población no se dedica a poner bombas, sino que sufre las consecuencias de las mismas y sufre las consecuencias de los atentados y que a pesar de esta situación seguimos teniendo ganas de vivir , seguimos teniendo ganas de tirar para adelante, no somos una panda de amargados y que el terror no impide que se desarrolle la vida.

Después de los acontecimientos de los barrios periféricos de París del año pasado ¿hubiese cambiado algo en la realización de El Caso del Velo?

La acción del caso del velo se desarrolla en la ciudad, no en las afueras, no quería contar una historia de las zonas más conflictivas, quería situarlo en un barrio más convencional, en un barrio normal, no uno de las afueras. Un barrio que conozco bien, un barrio en el que había vivido durante muchos años, en la década de los 70, un barrio con una gran cantidad de población inmigrante y un barrio en el que convivía población judía, población árabe, población católica sin ningún problema. Quería evitar que se estableciesen  analogías entre la violencia y el Islam, quería evitar que se pensara que son exactamente lo mismo, es cierto que hay puntos de contacto, pero no son iguales y quería alejarme de cualquier connotación en este sentido.

Sitúe la historia en la ciudad, porque cuando yo vivía en los setenta no se veían prácticamente mujeres por la calle que paseasen con velo, las únicas que había eran abuelas que iban con el traje tradicional, un velo y para de contar, pero desde hace siete u ocho años ves a mujeres, a chicas jóvenes e incluso de doce años que ya llevan el velo y esta claro que el barrio se ha islamizado y eso me hizo preguntarme ¿por qué? Ver que es lo que había ocurrido, porque era distinto a lo que yo conocía.

El álbum es el resultado de los paseos por un barrio que conozco bien y es la constatación de cómo ha cambiado ese barrio y además quiero que quede claro que el barrio sigue siendo un lugar pacífico, a pesar de que haya mucho integrismo, a pesar de que haya una mezquita salafista, de que haya muchos salafistas en el barrio no hay esos estallidos de violencia que se ven muchas veces en los medios de comunicación. De hecho los medios de comunicación tienen una tendencia a exagerar las cosas, a coger el momento álgido de la violencia y a utilizarlo como imagen, pero no es ni mucho menos todo así.

Quería contar una historia un poco distinta sin dramatizarla, indicar que efectivamente hay una tendencia al islamismo, pero que eso no impide que se desarrolle la vida ni mucho menos, que no afecta al día a día y que no afecta a una convivencia, a un desarrollo cotidiano bastante pacífico.

¿Jack Palmer es René Pétillon?, si no lo es ¿En quien está inspirado?

Desde luego hay puntos en común con Jack Palmer, por ejemplo la vivienda de Jack Palmer es la misma en la que yo vivía en aquel tiempo, compartimos habitación, los problemas que se cuentan son en parte un elemento autobiográfico, los problemas que se cuentan son mas o menos los mismos, que si era húmedo, que si tenía problemas para lavar la ropa, que si tenía que colgarla en la ventana de cara al patio de luces.

Mas cosas en común…Los dos necesitamos la luz del sol, ninguno de los dos aguanta demasiado bien la bebida.

En cuanto a una inspiración concreta, un modelo para desarrollar el personaje, en aquella época yo veía muchísimas películas de cine negro, sobre todo de los años cuarenta, las clásicas de Bogart y quería hacer un personaje que fuese lo contrario de los protagonistas de esas películas, que fuese un incompetente

Además en aquellos años yo tenía algunos problemas con mi concepción de mi estilo y mi forma de dibujar, tenía algunos problemas personales y me sentía un tanto incompetente, quizás sea ese otro punto de contacto con el personaje

¿Por qué el nombre de Jack Palmer?

El nombre que le puse fue realmente el primero que se me paso por la cabeza, el primero que me surgió es el que le puse, en principio no había previsto hacer una serie, iba a ser una historia corta de seis páginas para la revista Pilote, que no creía que fuese a durar demasiado, además lo puse sin reflexionar mucho, lo único que quería es que fuese un nombre americano, porque suena pretencioso y me parecía que el personaje era un tanto pretencioso y vano, casi vacío, que le pegaba.

¿Ha recibido presiones a consecuencia de su obra el caso del velo?

La verdad es que siempre tengo muchísimo cuidado con las ideas que se me ocurren, analizo muchísimo todo lo que hago, tanto en el caso de estos álbumes como en el caso de Le Canard enchaîné o para cualquier otro tipo de historieta.

Reflexiono muchísimo  a cerca de la situación que quiero contar y de lo que quiero decir, trato de afinar al máximo y de que no haya ningún problema, ni herir demasiadas susceptibilidades.

Efectivamente, hasta cierto punto,  es un ejercicio de autocensura, quiero que las ideas salgan bien y que se puedan ver, no quiero provocar de manera gratuita, simplemente para arrancar una sonrisa, sino que quiero que sea otro tipo de mensaje el que transmito, no me gusta la provocación porque si y efectivamente trato de controlar lo que cuento.

En cuanto a presiones externas, no creo, yo cuento las historias como creo que tengo de contarlas y después normalmente no lo releo, simplemente hago caso de lo que tengo dentro

¿Cuál ha sido su participación en la película basada en su obra el archivo corso?

La verdad es que no he participado en absoluto en el proceso, no tengo nada que ver con la película. Decidí abstenerme cuando surgió la oportunidad, porque yo me considero autor de historieta y no guionista de cómic y son dos profesiones muy distintas, no es el mismo trabajo ni mucho menos.

¿Qué le ha parecido la película?

Me cuesta reconocer a mi bebe, no es exactamente lo mismo, en el momento que lo adaptan, mi obra pasa a ser poseída por otra persona. Considero que no estoy en la mejor posición para juzgar la película, no soy la persona mas idónea para juzgarla, creo que han cambiado algunas cosas y me da la sensación de que lo han hecho por una causa justificada y hay otras que no acabo de entender porque las han cambiado.