Sean Philips

Entrevista , Salón del Cómic de Barcelona 2005

Eres uno de los muchos autores que han saltado de Gran Bretaña a los Estados Unidos. ¿Es un deseo general de los dibujantes británicos? O ¿es una necesidad?

En cierto que cuando uno hace cómics británicos llega un punto en  que no puede avanzar mas, es entonces cuando llega el momento de empezar a plantearte que tienes que ir a otro lugar para continuar la carrera profesional. En mi caso simplemente me ofrecieron el trabajo en EEUU y me dije ¿por qué no?

Comenzaste tu carrera en los USA con series Vértigo como Shade The Changing Man, Los Invisibles vol 3, Kid eternal, The Heart of the Beast y Vertigo Hell Eternal (con Peter Milligan) y The Minx (nuevamente con Milligan), ¿estabas en el momento adecuado y en lugar oportuno, eras el autor adecuado o sencillamente eras rápido?

Básicamente estaba en el momento preciso, cuando me necesitaron, Carl Burgos hace quince años vino a Gran Bretaña y le gusto mi trabajo, pero me comento que en ese momento no tenía ninguna colección donde pudiese mostrar mi obra. Seis meses mas tarde me llamo para decirme que necesitaba un dibujante para la serie Hellblazer y por mi parte le dije que si, que no había ningún problema y como entrego las cosas a tiempo y no creo problemas continué dentro de la colección Vértigo.

¿Qué trabajos destacarías de tu estancia en Vértigo y con que guionista de esa etapa te sentiste más a gusto?

De las obras de esa etapa destacaría Hellblazer, he sido el dibujante que mas números he realizado en esta colección y de los guionistas me gustaría destacar a Paul Jenkins y a Petter Milligan, del que me encanta todo lo que hace.

Llega un momento en el que “dejas” de ser un autor Vértigo y pasas a trabajar con los superhéroes, primero con Batman, luego colaboras en Spiderman, después a WildCATs (sustituyendo a Travis Charest) y finalmente a la Patrulla-X. Para ser un autor con un estilo tan particular (por estar alejado del canon establecido como mainstream) pasas, en poco tiempo, por alguno de los títulos más punteros. ¿Qué motiva esta trayectoria?

Todo sucedió en una comida con Archie Goodwin, estábamos comiendo y me comento que por que no dibujaba Batman, le dije que en dos meses quedaba libre de la saga Hellblazer y me dijo que si que no había ningún problema. Con el resto de las colecciones los editores o los guionistas me han preguntado si quería participar en las colecciones y en función de las condiciones o de que tuviera tiempo decía que si o decía que no.

Me gusto salir de Vértigo para trabajar en Batman, porque hasta ese momento pensaban que solo me gustaba dibujar Vértigo y una vez que empecé a trabajar para colecciones más comerciales, vieron que me gustaba y no había ningún problema en ofrecérmelo y de esta forma conseguí más trabajo.

Finalmente te asientas, durante 2 años, junto a Ed Brubaker en Sleeper, una serie que ha gozado de un gran éxito entre la crítica, ¿es tu mejor trabajo? ¿Aportaste algo a la historia?

La idea fue totalmente de Ed brubaker, previamente había hecho Point Black la precuela de toda esta colección y me la enseño y me gustó, además habíamos trabajado anteriormente con Batman

Como una colección si que considero que es mi mejor obra, también es cierto que he dibujado ilustraciones individuales que son mejores, pero si tengo que referirme a una colección a una serie, si es esta.

Mientras tanto también has trabajado con Bruce Jones en Kignpin, qué comentarías sobre esta obra y por qué no triunfó entre el público esta obra hecha en Marvel?

Nos obligaron a meter a Spiderman. La serie de Kingpin trata de toda su juventud, de cómo llega a convertirse en jefe de la mafia y meter a Spiderman no tenía ningún sentido, algo que no gusto a muchos lectores, porque ver a Spiderman en una etapa en la que ni siquiera tenía que haber nacido no les gustó y muchos ni siquiera le dieron una oportunidad.

Vuelves a colaborar con Paul Jenkins en Batman Jekyll & Hyde, sueles colaborar con ciertos guionistas, es por amistad o por imposición editorial?

Por amistad y porque me siento a gusto trabajando con estos guionistas. En lo que respecta a Paul Jenkins ya habíamos trabajado antes y por qué no trabajar con una persona con la que se trabaja tan a gusto. Por lo que respecta a la serie de Batman fue el editor quien me lo pidió, Jae Lee hizo únicamente la primera parte y posteriormente lo iba a dejar, por lo que necesitaban un dibujante que se acoplara un poco al estilo y me lo pidieron a mi. El que Paul Jenkins fuera el guionista no importó, pero además al ser amigos mucho mejor.

Se rumorea que eres muy rápido y fiable (uno de las razones que se comentan sobre por qué los editores confían tanto en ti)

Si, nunca entrego nada tarde

¿Comic adulto o superhéroes?

El cómic adulto. Considero que el cómic de superhéroes es para niños y cuando me meto en un proyecto tiene que gustarme y me tengo que sentir unido a él.

¿Nuevos proyectos?

Lo mas inmediato en el futuro es una nueva colaboración con Ed Brubaker que se llama Black candles, algo así como velas negras y la historia sigue la novela de drácula, pero adaptándola.

Drácula se mete en su ataúd y en la novela llega a Gran Bretaña, en nuestra adaptación llega a los EEUU y en el viaje habrá convertido a todos los miembros de la tripulación en zombis. Cuando llegan a la costa de los EEUU, el pueblo, que esta ambientado en las primeras etapas de América, tras la llegada de los colonos, intentarán matar a los Zombis y al gran vampiro. No será nada de acción, será sobre todo un estudio de personajes, que es lo que le gusta hacer a Ed Brubaker

Por otro lado estoy trabajando en una serie para Marvel, Black ¿???  con Richard Morton que ya hizo la anterior serie.

También estoy trabajando en otra serie para la que únicamente haré los lápices y Bill Sienkiewicz   se encargará de entintarlo, y no se como resultará porque otros dibujantes simplemente se dedican a entintarlo, pero Sienkiewicz seguro que ampliará la mayor parte

¿Por qué considera que los guionistas ingleses gozan de tanto prestigio en Estados Unidos?

Por una parte con seguridad debido a que Neil Gaiman vendió muchos números con la saga The Sandman y por otro lado porque los escritores británicos se aproximan a los personajes desde una perspectiva distinta. Así como para los autores americanos sus personajes son muy inmovilistas, los escritores británicos se aproximan desde otro punto de vista y no les importa cambiar el personaje, hacerle sufrir o ponerles en situaciones comprometidas, es decir, a los escritores británicos no les importa poner en riesgo a los personajes, mientras que a los escritores americanos eso si les preocupa.

¿Cómo crees que puede afectar la política americana actual al cómic?

Para empezar, primero se tendrían que dar cuenta de lo que está pasando, aunque de momento no se están dando cuenta, y tendrían que cambiar algunas cosas. Es cierto que cualquier guionista deja entrever sus tendencias políticas en su obra, porque es parte de él, pero también es cierto que la política es un tema tan amplio que si los políticos empezarán a meterse en el tema del cómic, ya no pararían.

¿Qué le ha parecido el salón de Barcelona?

Estoy encantado, me ha gustado mucho ver la gran variedad de dibujantes de cómic y de artistas en general que se congregan aquí y esto es muy bueno, porque en EEUU todos son cómics de superhéroes