Royo, Luis

Entrevista realizada en Mayo del 2003

Luis tu arte está reconocido en todo el mundo ¿Cuál es el secreto de tu éxito?

Creo que todas las cosas que se hacen hoy en día en imágenes tienden a ser universales, es la tendencia. Hay poca gente que haga cosas muy concretas, si que hay gente que cuando se acerca a lo cotidiano.....Pero cuando toca fantasía la ciencia ficción, creo que todo ese mundo es universal, a no ser autores mucho mas apoyados en el texto o en las raíces y costumbres, pero como no es mi caso.

En toda tu obra la mujer es la protagonista, y es una mujer alejada del estereotipo actual de belleza para convertirse en una mujer mucho mas extemporáneo ¿Por qué?

La mujer la trato como símbolo, también hay un símbolo de belleza masculino, pero yo no lo tengo en mi interior, me tendría que esforzar, sin embargo con la mujer no me tengo que esforzar nada.

Es un símbolo no solo de belleza, sino también de poder, de potencia, de espíritu. Me importa mucho concentrar en la mirada la fuerza, aunque parezca mentira me importa mas que si las piernas están bien dibujadas.

Mi preocupación casi siempre está en conseguir la expresividad. La mujer puede ser delicada, porque la belleza es delicada, pero puede tener al tiempo mucha fuerza interior y reflejar eso. En el juego de enfrentar la belleza a la monstruosidad, que muchas veces es mas blanda que esa belleza, que al ser fuerte de espíritu está casi dominando.

Siempre está dominando el paisaje, está dominando unos parajes muy inhóspitos, está dominando al monstruo que es mucho mas grande y aun así conseguir que esa mirada esté controlando esa situación, eso me atrae mucho.

¿Los paisajes naturales que dibujas son imaginarios o reales?

No soy de ver paisajes, soy mas bien urbano, a nivel personal me muevo mas bien en zonas urbanas. El paisaje además me asusta un poco, encontrarme solo en el paisaje, no es mi elemento.

Me gusta inventarlos, se meten cosas por puras tendencias, donde mejor me lo paso, aunque sufra, aunque no me este saliendo lo que estoy pensando, cuando mejor me lo paso es fantaseando, si me voy a un mundo de fantasía o de ciencia ficción me da la posibilidad de imaginarme como es un traje, que no tiene unas convenciones porque ya esté hecho, hasta como es el paisaje, como es el cielo, hasta que tonalidades tiene, hasta como es la expresión de los personajes, te da mucho mas juego imaginar, que es donde yo disfruto.

No trato de meter ningún paisaje conocido.

¿Cómo se define Luis Royo a si mismo?

Un currante, sabes lo que pasa es que desde siempre he echado muchas horas, hay que tener muchas dudas, tener muchos papeles en el cajón, que nunca puedes llegar a acabar, creo que es eso trabajador.

Toda tu obra tiene una enorme fuerza, lo que contrasta con la timidez y ternura que se percibe cuando se habla contigo. Es precisamente esa ternura tu propia fuerza interior.

No creáis, yo tengo dudas, yo he llorado con una portada porque no me salía, no de niño, ya de adulto, ahora ya no tanto, pero en los primeros años si. Si me gusta bucear en ese mundo interior que tenemos todos, incluso en los recuerdos que tienes en la infancia, que las sensaciones son tan fuertes, tan potentes. No son sólo fuertes, son incluso miedos, pero son tan potentes que bucear ahí me interesa mucho, incluso aunque sean imágenes muy frías, me interesa reflejar ese mundo oscuro que llevamos dentro.

Hay un enorme contraste entre la poesía de tus textos y la fuerza de tus imágenes ¿A que se debe?

Me da mucho miedo hacer los textos, me aterrorizo, voy haciendo apuntes conforme voy haciendo dibujos, también te surgen cosas, ideas, entonces voy llenando mis papeles de letras y se van quedando en cajones y luego es cuando empiezo a repasar, cuando tengo que hacer un libro, y es cuando empiezo a ver que apuntes hice con aquella ilustración, con aquella imagen y me entra una sensación de vergüenza, que no me atrevo y voy quitando cosas y puliendo y hay días que uno esta mas valiente y pienso porque , no, si.......muéstralo que no pasa nada y ya me atrevo a mas cosas, pero en general   paso mucha vergüenza para atreverme a presentar los textos.

¿Con que imagen representarías el mundo actual?

Lo de la ciencia ficción y la fantasía tan vez es porque la verdad del mundo actual en el que estamos, estoy muy quemado, no con la gente, no con la historia, estoy muy quemado con el puritanismo, con la manipulación, como nos mueven, como nos presentan las cosas.

Con la última guerra ya hay bastante como muestra. Me da mucho coraje que todo nos lo están presentando muy diferente a como es. Igual es como una fórmula de escape, pero yo nunca haré, creo, nada que tenga que ver con lo cotidiano, porque en lo cotidiano estoy bastante quemado, sería un tío bastante amargo y tampoco quiero amargaros la vida, entonces me refugio en mi mundo, la fantasía y allí me quedo.

Realizas tanto trabajos por encargo, como ilustraciones que recreas según tus propias ideas. ¿Con qué disfrutas mas?

La verdad es que disfrutas mas cuando estas en tu mundo personal, lo que pasa es que cuando empecé en este mundo quizás hacía un 80% de trabajo de encargo y el 20% haciendo mi mundo personal. Eso ha ido cambiando y ahora hago un 30% de trabajo de encargo y un 70% de personal, a veces incluso tengo la tentación de dejar el trabajo de encargo, porque en el otro mundo es donde estoy mas a gusto.

Pero por otro lado también me da mucho miedo, porque como el trabajo de encargo supone un mayor reto, mas que de disfrute es de reto, de sentirte vivo. Te dan un resumen de la novela de un escritor o escritora y te lo lees y empiezas a imaginarte como puede ser ese mundo y es un reto que cuando lo consigues, cuando está acabado el trabajo, te sientes bien, sientes que consigues comunicarte con los demás.

El trabajo interior propio hasta a veces da miedo, parece que te puedes hasta ir aislando en tu propio mundo y perderte ahí, que también es peligroso, entonces el trabajo por encargo es el que te sitúa de nuevo en tu sitio.

Muchas veces tengo la tentación de dejar el trabajo por encargo, pero como al tiempo me da miedo, mantengo ese 20%.

En los Prohibited Books consigues tratar el sexo, considerado mas escabroso, con una gran elegancia. ¿Por qué este planteamiento?

Esa es una de las situaciones que también me fastidia de la sociedad actual, es todo tan tópico , tan mentirosillo, tan así, que además todo es feo y que de todo nos tienen que decir el camino que tenemos que seguir, como tiene que ser, que color debe tener, llega un momento en que piensas: si los temas mas fuertes del mundo tienen belleza, porque me tienen que poner este esquema de que esto es lo que se puede hacer, que realmente este rollo de la pornografía o el erotismo que tendrá que ver para que una cosa sea horrorosa sea fuerte o no fuerte.

Es horrorosa porque está hecho horroroso o porque el concepto es horroroso o porque ya la idea es sucia de entrada, porque sino no sale horroroso y por que no puede ser de la otra manera y ese reto me importa.

Igual en España no es una cosa tan novedosa, pero realmente en EEUU si es un reto, porque esta gente, en general (que también hay mucha gente interesante), como hay una media tan puritana. Hay que provocarles de alguna manera y decir que puede haber estética o plástica en muchas cosas, que estáis diciendo que no, claro que las hay y claro que hay limpieza en lo sucio y eso si que me apetecía mucho decirlo.

¿Cuándo ves una mirada o ves un gesto en alguien te recrea un dibujo?

La verdad es que los que hacemos cosas de imágenes somos ladrones, estas todo el día quedándote con cosas y luego te dicen “Que despistado eres”, y es falso, lo que pasa es que vas todo el día colgado con tus cosas.

¿Alguien se ha reconocido en alguna de tus obras?

Hay casos en que es gente reconocible, como Julia Stray que es mujer de Kevin Eisman, hay veces que si y hay veces que no es nadie.

¿Se considera Luis Royo un hombre hogareño?

Hombre como trabajo mucho en casa, quizás, pero no es un sentido del hogar. Hogar es cuando estas muy centrado en lo que te está rodeando y yo a veces estoy en el tablero pensando en las estrellas, estoy ahí colocado, pero estoy en otro sitio.

No creo que sea hogareño, de estar en un mismo sitio si, pero hogareño no.

¿Eres un gran soñador?

Si y me parece fundamental, lo considero una de las cosas de la vida que no se debe uno perder.

¿Cuál es el gran sueño que le queda a Luis por cumplir?

Grandes sueños no, pero retos si. Ahora por ejemplo me quiero ir a la república dominicana a hacer un trabajo solo con óleo, un trabajo de tarot, para el que me he documentado muchos años y que empece hace tres años y no lo he conseguido hacer, entonces voy a olvidarme del aerógrafo y volver al óleo tradicional. Retos salen continuamente, eso es lo bonito de esta profesión, por lo que de alguna manera estás enamorado.