Rosinsky

Entrevista realizada en el Salón del Cómic de Barcelona, Mayo 2002

¿Quién es Rosinsky?

Polaco de origen, nacionalizado Belga y residente en suiza, actualmente de viaje en Barcelona.

¿Cómo llega al mercado francés?

Yo comencé mis contactos en Bélgica, en el mundo franco belga, aunque con anterioridad trabajaba en un país en el que el cómic estaba desierto, no existía. En Polonia se consideraba el cómic como cultura occidental, como algo a destruir.
Fue mi pasión desde la infancia, inicialmente trabaje como ilustrador, en la publicidad, pero de verdad quería trabajar en el cómic, después con un editor polaco empecé la edición de unas historias en cómic, y poco a poco abandone la ilustración y fui contactado con Bélgica y empecé en la revista Spirou y encontré con Van Hamme que fue el primero que confió en mi, e hizo una historia que no estaba pensada como una serie, ya que eran 30 páginas para un periódico y allí empezó mi trabajo para Francia.

Con mucho trabajo se llega, cuando era joven me acostaba a las seis de la mañana y dormía hasta el mediodía y el resto del día trabajaba.

¿Cual es la situación actual del cómic en la Europa del Este?

Todo lo que ha pasado ha sido genial, hay editores serios y lectores adorables y yo voy a menudo a Polonia a promocionar mi trabajo y las tiradas son cada vez más amplias y hay libreros que se lo están tomado en serio. Ahora se habla a menudo del cómic en los medios y en la televisión y pienso que ira mejorando día a día. Estoy contento del trabajo que se ha realizado y estoy contento porque en cierto modo estoy considerado como el padre del cómic en Polonia, he sido editado junto con dos o tres dibujantes y ahora el publico me reconoce y a pesar de que emigré toda mi obra ha sido publicada en Polonia.

¿Qué percepción tiene del mercado español?

No tengo percepción del mercado español, pero estoy muy impresionado por los dibujantes españoles, italianos o algunos franceses, mas que por la línea clara de Hergué o Jacobs. Hay un libro español que es una pequeña Biblia para los dibujantes, es de Blasco, y es un pequeño libro sobre como hacer cómic, no comprendí nada pero lo admiro, siento una enorme admiración por los dibujantes españoles. Hay autores que me han sorprendido mucho como Miguel Anxo prado, y también otros aunque en ocasiones no se si son Españoles, argentinos, pero he visto cosas que me gustan mucho.

¿Qué hace falta para ser dibujante?

Paciencia y modestia, es evidente que el talento también hay que tenerlo, es necesario aprender el propio grafismo y no limitarse a un estilo, porque no se sabe el tipo de dibujo que nos van a pedir. Al principio hace falta mucha paciencia hasta que se llega al editor. Hay que hacer una obra completa, si se presentan unas páginas, el editor no puede hacer nada con ellas, es necesario presentarle un álbum completo y si es bueno el editor debería estar loco si se negase a editarlo y este es el consejo que yo doy en Suiza cuando jóvenes dibujantes me preguntan, paciencia.

¿Qué proyectos de futuro?

De momento no conozco la próxima obra, pero mis planes de futuro es continuar con buena salud y con mi trabajo y proporcionar el mayor placer posible a mis lectores

¿Qué les dirías a tus lectores?

Simplemente darles las gracias por su fidelidad y decirles que les quiero.

¿Cómo se trabaja con Van Hamme?

Nuestra forma de trabajar es bastante particular, es algo diferente a como trabajan normalmente guionista y dibujante.

El me escribe el guión y discutimos brevemente y, como los dos estamos muy ocupados, después yo trabajo solo la parte visual, no es colaboración no trabajamos juntos, primero el hace el guión y yo luego hago los dibujos, es un poco como el mundo de la ilustración en el que aprendí, trabajas sobre un texto.

Eso nos conviene a los dos al poder trabajar con independencia. Los dos tenemos confianza en el otro, pero es lo mismo con otros guionistas con los que trabajo como Jean Dufaux, el dibujo es solo mi responsabilidad.

¿Con quien te gustaría trabajar que no has trabajado?

Yo no decido, yo trabajo con mi guionista habitual que es Jean Van Hamme y no tengo la necesidad de buscar nuevos guionistas.

Yo no tengo espíritu de colaboración, estoy acostumbrado a trabajar solo en mi mesa, en mi caverna, estoy acostumbrado a trabajar y a resolverme mis problemas yo solo, por lo que necesito trabajar con gente que me de mucha independencia, yo hago el dibujo, el rotulado, el entintado. Necesito un guión y trabajar a partir de él.

Si pudiese cambiar algo ¿qué cambiaria?

Absolutamente nada, estoy contenta con mi vida, solamente tengo en mi cabeza cosas que quiero hacer y que no he tenido tiempo para hacer, tengo proyectos para hacer.

Si pudiese cambiar algo en el mundo ¿qué cambiaría?

Pienso que todo lo que ha sucedido en el mundo tiene algún sentido, no soy catastrofista, al lado de cada cosa negativa hay también cosas positivas. El problema es que la gente no ve las cosas positivas y por eso quiere cambiar todo, no puede haber blanco sin negro, ni cosas buenas sin cosas malas. Incluso unos están enfermos y otros están sanos, todo es un balance, tiene que existir lo positivo y lo negativo.

¿Qué le gustaría que le preguntase que no he preguntado?

Realmente nada, ha sido una entrevista completa.

No es necesario conocer a la persona que dibuja, como no es necesario conocer al escritor de un libro, se debe apreciar la obra no el autor, vivimos para nuestro trabajo y se debe apreciar el resultado, si uno desea conocer de verdad el autor debe discutir a cerca de su obra.

El lector lo tiene difícil para conocer a los autores, el problema es estar de acuerdo con los medios masivos, que es el medio más popular para trasmitir las imágenes, las personas y las ideas, el medio, yo no se como es en España, pero en Francia es una catástrofe con la televisión, solo hay un programa que habla de cómics, que ha realizado la serie sobre los autores de la historieta. En Francia está prohibido hacer publicidad de los libros hace años aunque ahora ha cambiado, y ha sido igual para los cómics, este es el camino para conocer los autores personalmente, no hay otro medio. Si no es muy limitado tan solo en los salones pero no se puede llegar a los grandes autores, en los que pueden conseguir un dibujo dedicado.