TOP 10: THE 49ers

 

hspace=0Cuando Alan Moore se decidió a lanzar su propio sello de comics parecía decidido a demostrar que era, es y será el mejor de género del mundo del comic. Fuera de sus “grandes obras” Moore tiene una faceta alimenticia que le lleva a crear grandes comics que normalmente están a años luz de sus congéneres.

 

Esto es lo que sucedió con Top 10, una maxiserie de 12 números donde, acompañado por Gene Ha, nos mostraba una ciudad poblada por superseres y bajo el control de un cuerpo de policía superheroico que se las veía y deseaba con ciertos casos. La serie, naturalmente, fue un éxito y el público deseaba poder hincarle el diente a más historias centradas en el universo de Top 10.

 

Pero trabajar en esta serie había dejado “secuelas” en el dibujante (normal porque los lápices eran muy detallados, la cantidad de personajes era inmensa y el agotamiento también) por lo que decidieron regalarnos un lujoso vistazo al pasado de Neópolis.

 

Estamos en el año 1949, la Segunda Guerra Mundial ha acabado y en los USA no sabían qué hacer con tanto superser, aliado o enemigo, así que a alguien se le ocurrió crear una ciudad, Neópolis, donde resituar a todos estos seres. La ciudad está en pleno crecimiento y, cómo no, siempre hay quién intentará aprovecharse de las oportunidades para hacerse con su propio nicho de poder. Mientras tanto un incipiente cuerpo de policía lucha por mantener la ley y el orden.

 

A este mundo llegan Steven Traynor y Leni Muller para encontrar su lugar en un nuevo mundo, con nuevas reglas y con rencillas entre superseres, aliados o no.

 

Tras leer el tomo queda bastante claro que Alan Moore no pretendía hacer una obra tan compleja como la anterior maxiserie, así que no hay que llamarse a equívocos, Top 10: The Forty Niners no pretende ser un nuevo giro de tuerca al concepto de los superseres. Es tan sólo una historia íntima sobre la búsqueda de tu lugar en el mundo, de la aceptación propia y de los demás. Naturalmente hay numerosos homenajes y el lector disfrutará viendo las jóvenes versiones del “casting” original. Pero esto no es el Top 10 que conocimos años atrás y aunque el resultado es también muy satisfactorio no queda otra obligación que reconocer que estamos ante una obra menor.

 

Eso sí, gráficamente la cosa cambia por Gene Ha, acompañado en los colores por Art Lyon, sencillamente se luce. El estilo hisperrealista que exhibe en Top 10: The Forty Niners si bien es continuista con lo visto en la anterior maxiserie, aquí lo eleva a un nuevo nivel. Gene Ha, en esta obra, está al nivel de Alex Ross en cuanto a realismo, aunque le supera en detalle. Es un auténtico lujazo el que Gene Ha se autodedica en Top 10. The Forty Niners.

 

Sobre la edición de Norma habría que comentar que es algo discutible el hecho, por innecesario, del cartoné, si bien y dado que la anterior maxiserie se había publicado también en cartoné es consecuente. Por lo demás lo cierto es que se hubiese agradecido (aunque esto es subjetivo) que se le hubiese dedicado un artículo exclusivamente a hablar de la gestación de esta obra y sus relaciones con la otra maxiserie. Aun así la edición es exquisita, ni más ni menos que lo que se merecen Moore y Ha y a un precio más que ajustado.

 

Conclusión; hay que leerse Top 10: The Forty Niners sí o sí.




Monogrficos:
« Volver