UN TALENTO PARA LA GUERRA

 

hspace=0Hay historias que te atrapan y que no puedes dejar de revivir una y otra vez, películas, libros o comics que, cuando vuelves a encontrarlos en la estantería, te exigen que te reenganches de nuevo a la historia. Para mi “Un talento para la guerra” de Jack McDevitt entra de lleno dentro de esa categoría.

Cualquiera que haya leído algún libro de McDevitt sabrá que éste se especializa por ofrecer un misterio a sus lectores y después envolver sus libros en capas y capas de detalles que el protagonista va “pelando” a la vez que el lector para encontrar la respuesta al enigma. Pero es que, además, McDevitt es un genio a la hora de saber hacer interactuar a los personajes con el lector de forma que el sufrimiento de estos afecte al lector.

En “Un talento para la guerra” este estadounidense creó, al menos para mí, una obra maestra de la ciencia-ficción que, partiendo de un escenario de space opera, profundiza en la simbología de forma que no sólo habla de una sociedad futurista e imaginaria, sino también de la propia humanidad. Esta obra nos ofrece varias correlaciones con la historia moderna y clásica que cualquier lector mínimamente versado sabrá reconocer a diversas figuras históricas muy familiares a la que McDevitt crea para Christopher Sim.

Así pues McDevitt no sólo pretende entretener al lector, algo que logra sobradamente, sino hacer que éste se haga las mismas preguntas que el protagonista de la novela, preguntas sobre la humanidad y su destino, sobre el individuo, sobre aquellos personajes que destacan por encima de la media, el sacrificio, etc.

Es por este y por muchos otros motivos por los que considero que “Un talento para la guerra” es una obra maestra que nos habla de una humanidad que se encuentra al borde una nueva guerra contra extraterrestres telépatas, el Ashiyyur, a los que años atrás tan sólo la figura de Sim pudo derrotar. En este escenario es donde irrumpe un Alex Benedict apenado por la muerte de su tio y que ahora hereda una investigación que puede hacer temblar los cimientos de la humanidad.

Este libro lo publicó Ediciones B, en su colección Nova, allá por el año 93 y está descatalogado, afortunadamente pude comprarlo por un precio irrisorio pero hubiese pagado por él mucho más. Actualmente La Factoría es la editorial que publica las obras de McDevitt por lo que me gustaría invitarles a que considerasen una nueva edición de este lujo de obra.




Monogrficos:
« Volver