Satrapi, Marjane

Marjane Satrapi nace el 22 de noviembre de 1969 en Rasht, una población iraní próxima a las costas del MarCaspio. Si repasamos su árbol genealógico, podemosencontrar personajes tan ilustres como su bisabuelo,último rey de la dinastía Qadjar de Irán, su abuelo, primer ministro de Persia antes de que su condición de comunista le llevara a caer en desgracia, o una tía abuela que fue la primera mujer en conducir un coche en Irán. Hija única de un ingeniero y una estilista burgueses que comparten inquietudes progresistas, recibe una educación occidental a tiempo parcial en un ambiente de islamismo moderado. A la edad de diez años es testigo de uno de los momentos clave de la historia contemporánea de Irán: la revolución islámica que acabó con el reinado del sha de Persia. Sus experiencias entorno a este momento histórico y los cambios a los que condujo quedan recogidos en el primer álbum de la obra autobiográfica PERSÉPOLIS. Según sus propias palabras: quería reflejar que cuando llega una revolución, la gente es como un niño, no comprenden todo lo que pasa, se limitan a vivir el momento y seguir.

Tras estudiar un tiempo en el instituto francés de Teherán, en 1984 estalla la guerra entre Irán e Irak y sus padres deciden enviarla lejos del país. Toman esa decisión tanto para protegerla de los bombardeos de Saddam Husein como para protegerla de ella misma, ya que no tenía ningún reparo en enfrentarse abiertamente al nuevo régimen islamista, y como reconoce ella misma: hablaba demasiado. El destino escogido para su exilio fue Austria, básicamente porque era el único país para el que un iraní podía conseguir un visado fácilmente. Durante esa etapa de su vida estudió en el instituto francés de Viena y tuvo que hacer frente a numerosos prejuicios en un país en el que reconoce que nunca llegó a sentirse cómoda: no tenía ni el color, ni los hábitos, ni la forma de ser.

Una vez finalizada la guerra, en 1989 regresa a Irán e ingresa en el instituto de Bellas Artes de Teherán. Allí tiene que hacer frente a la realidad social del régimen chiita de los ayatolá que la lleva a toparse con situaciones inverosímiles, desde el curso de anatomía, en el que los alumnos tienen como modelo a una mujer tapada de los pies a la cabeza por un chador, hasta que uno de los deno-minados guardianes de la revolución le llamara la atención cuando se disponía a coger un autobús, me dijo: deja de correr, los movimientos de tus nalgas son indecentes. Cansada de la censura y de la discriminación de la mujer, Marjane abandona Irán para desarrollar su incipiente carrera artística en Francia.

Tras la llegada a París conoce a Christophe Blain, que la ayuda a entrar en l'Atelier des Vosges, sede de la agrupación de autores independientes l'Association y cuna de muchos de los nuevos autores de la narrativa gráfica europea. Según Marjane la historieta está a medio camino entre la literatura y el cine. Soy incapaz de describir con palabras a un hombre partido en pedazos. Me parece justo dar una visión del horror.

Los miembros de L'Association, y especialmente David B., la animan a crear una historieta de carácter autobiográfico que denuncie las injusticias de la sociedad iraní. De esta manera nace la serie PERSÉPOLIS, cuya primera entrega llega al mercado francés en noviembre de 2000 y se convierte en la gran revelación de la temporada. El inmenso éxito de este primer álbum se materializa en numerosos galardones, entre los cuales se encuentra el prestigioso gran premio de Angouleme del 2001 y en los más de 30.000 ejemplares vendidos en un solo año. A finales del año siguiente publica la segunda entrega de la serie, que también es aclamada por la crítica y la consolida como una de las autoras con más proyección del viejo continente. A la espera de la aparición de la tercera parte de PERSÉPOLIS, prevista para finales de 2002, ha publicado durante el último año varios álbumes dirigidos al público infantil.

Información proporcionada por Norma Editorial


Personajes:


« Volver