Crisis Infinitas

    Después de varios meses de incertidumbre por fin han llegado a España las Crisis Infinitas, han pasado unos meses desde que Crisis de Identidad sembrase las semillas de estas nuevas Crisis destinadas a cambiar por completo el futuro del Universo DC, pero la espera ha merecido la pena ya que la distancia con los USA se está acortando y en unos pocos meses comenzará también 52 y los sucesos del Un Año Después.

    Pero hablemos de Crisis Infinitas, tras los sucesos narrados en las miniseries OMAC, Villanos Unidos, la Guerra Rann-Tanagar y El Día de la Venganza el panorama para los héroes DC se ha vuelto mucho más oscuro de lo que debería ser, tanto que todo se encamina a la locura y al caos, esto hace que los 4 personajes que habían sobrevivido a las anteriores crisis (el Superman de Tierra 2, su esposa Lois Lane, que ahora se muere de vejez, Alexander Luthor y Superboy) decidan tomar cartas en el asunto, salir de su exilio y deshacer todo lo hecho en las anteriores Crisis. Han decidido que cometieron un error y que la Tierra que sobrevivió, Tierra-1, en realidad no debió hacerlo. Su plan es simple; hacer que Tierra-2 ocupe el lugar de Tierra-1.

    Por otra parte vemos como las relaciones entre Superman, Wonder Woman y Batman no pueden ser peores desde que Wonder Woman ajustició a Max Lord, quien antes había asesinado a Blue Bettle, y de que todo el mundo haya visto el asesinato. La confianza de los héroes está seriamente dañada y no están preparados para luchar con el caos que se avecina. Para colmo los villanos se han unido y están mucho más organizados que nunca. Los problemas acaban de comenzar y no parece que, esta vez, los héroes estén listos para afrontarlos.

    Geoff Johns es el principal artífice de estas nuevas crisis y, aunque este primer volumen comienza con fuerza, está lastrado por el peso de las anteriores Crisis y de la gran importancia que éstas tuvieron, no sólo ya en el Universo DC, sino en la mentalidad de la industria y de los propios lectores. Pero juzguemos su trabajo en este comic. Johns se las apaña para presentarnos unos primeros números atractivos e interesantes, que capturan la atención del lector y que te dejan con ganas de leer más.

   En el apartado gráfico, a pesar de algunas ayudas que necesita, tenemos a un Phil Jimenez escogido por su similitud de estilo con George Perez (nuevamente vemos como las anteriores Crisis han condicionado éstas). Dibuja, como todos sabemos muy bien y es un eficaz narrador, desgraciadamente no se si es el autor más adecuado para este comic, especialmente porque no es capaz de seguir la periodicidad de esta nueva miniserie y porque eso condiciona su trazo.

   En cuanto a la edición, Planeta ha decidido continuar acelerando el acercamiento con los USA y ha hecho que se publiquen varios números por volumen en un formato polémico (tapa dura, pero con grapa) que ha causado polémica. Han explicado que es para poder ofrecer un precio competitivo, y la verdad es que me vale la explicación, a pesar de que el precio es algo elevado. La edición es buena, por lo que poco más se les puede pedir.

   En definitiva, Crisis Infinitas es imprescindible para estar al día de lo que sucederá en el Universo DC, por lo que hay que seguirlas. Pero quizás más adelante podamos hablar de lo que se podría haber hecho sin estar tan condicionados por las anteriores Crisis.