Troya

Troya

Una vez mas Ralf Köning divierte al lector con sus narraciones disparatadas y cargadas de ironía, publicada por La Cúpula, el álbum Troya recopila diferentes historias, en las que su peculiar sentido del humor nos conduce por los aspectos mas disparatados del mundo homosexual.

Mas que nunca en este último álbum Ralf Köning pone de manifiesto su especial predilección por los hombres de pelo en peco, hombres musculosos, cuya hombría no parece ser puesta en duda, al tiempo que centra su visión mas irónica en la homosexualidad mas extravagante, mas cargada de abalorios

Olimpo y sus apolíneos deportistas no son ajenos al ojo de Ralf Köning y con ellos da comiendo el álbum, retomando e mito de Olimpia, para convertirlo en el centro de atención de los homosexuales deslumbrados por la belleza de los deportistas que allí participan, aunque como siempre frente a la realidad, se enfrentará el humor mas cínico de este autor.

El álbum se llena de historias cotidianas en las que la pasión, los celos, el desamor y las relaciones de pareja se convierten en protagonistas, al tiempo que se dejan caer las reivindicaciones de quien se ha convertido en autor de culto del colectivo Gay y narrador privilegiado de este colectivo.

Los cosméticos, la crisis de los cuarenta, la presión familiar de una madre inquisitiva y absorbente son los argumentos de algunas de las historias, en las que sus protagonistas se convierten en víctimas involuntarias del cáustico humor del autor de la obra, quien en esta ocasión acompaña las imágenes con textos, no menos interesantes y ácidos que sus viñetas.

Entre las historias, la que da título al álbum, Troya, una visión peculiar de lo que aconteció en el interior del caballo de Troya, en el que el rescate de Helena se convierte en argumento para pasar una noche con nuevos aliciente. Sin duda una obra con la que los seguidores de Ralf Köning encontrarán nuevos motivos de diversión y n estilo gráfico en el que se observa una evolución del autor, que respetando su impronta personal, introduce nuevos matices.