CONCRETE

Concrete: Las profundidades

Publicado por norma editorial, este álbum nos adentra en la que es sin duda una de las grandes joyas de la narración gráfica, un álbum realizado en los ochenta por Paul Chadwick, que se hizo acreedor de cinco premios Eisner en el año 1988, entre las que se encuentran el de mejor serie regular y mejor autor.

Publicado por Norma Editorial en un formato menor al de la edición americana, este álbum atrapa al lector desde la primera página en la historia, de quien no es sino una persona corriente, atrapada en un cuerpo especial, un álbum que no habla de grandes batallas, sino de vivencias y temores cotidianos, de deseos y sueños, de valor y miedo, de aquello que encontramos cada día en nuestra vida y a lo que Concrete se enfrenta tan solo con un cuerpo diferente.

Concrete no es sino Ronald Lightgw, un joven que desde niño a soñado con grandes aventuras, pero que sin embargo se aferraba a su vida cotidiana, por miedo y temor a que las aventuras que tanto le atraen le conduzcan a la muerte.

El azar y posiblemente la imprudencia le llevarán a convertirse en un ser diferente a todos, aunque solo en su cuerpo, un cuerpo hecho de roca que le hará capaz de superar retos mas allá de la imaginación de cualquier hombre, un cuerpo con el que no se va a enfrentar a grandes supervillanos, un cuerpo con el que sobre todo va a tratar de experimentar los límites y que al tiempo le va a adentrar en la añoranza de un cuerpo humano y le va a llevar a reflexionar sobre aquello que antes no valoraba.

En este recopilatorio de Norma Editorial disfrutaremos de las  aventuras en orden cronológico y a través de las mismas descubriremos no solo a concrete, sino también a los personajes que le van a acompañar habitualmente, como Maureen, la doctora que tratará de descubrir las características y límites del cuerpo de Concrete y su asistente personal un joven con vocación de escritor, que espera encontrar junto a un personaje tan especial los argumentos que le conviertan en un escritor famoso.

No solo el personaje es objeto de atención, la realidad de la sociedad es también un punto de atención en la historia, la forma en que Concrete se convierte en un mito y en objeto de interés de los fabricantes de merchandising, que inundarán el mercado con su imagen, una imagen que no pasará desapercibida a los políticos, quienes no dudarán en utilizar la misma en su propio beneficio.

Pero es sobre todo la historia de alguien que tiene que aceptar y conocer su nuevo cuerpo, de quien podrá hacer todo aquello con lo que soñaba de niño y como no podía ser de otra manera hacer frente a una fama que no siempre será la mejor aliada.

Un álbum que no podemos dejar de recomendar a todos los amantes de las buenas historias, un cómic que entretiene al lector, cuya lectura atrapa desde la primera página y que sin duda y a pesar de lo que pueda parecer por las características de sus personajes, se aleja de la temática de los superhéroes.

CONCRETE VOL 2

En el segundo volumen de Concrete, Paul Chadwick, continúa con el desarrollo de un personaje, que debe llegara al límite  para conocer su nuevo cuerpo, un recopilatorio publicado por Norma Editorial,  imprescindible en la biblioteca de todo amante de la narración gráfica.

En el primer arco argumental, Concrete ha aceptado ayudar a una familia para salvar su granja, una familia que tras perder al cabeza de familia ha sufrido reveses que le dificultan dar continuidad a la granja que desde siempre ha pertenecido a la familia.

Concrete va a descubrir en lo que parece una familia normal un secreto, al tiempo que se va a convertir en la pieza clave de la recuperación de la granja, no solo debido a su fuerza, sino sobre todo a sus propuestas de mejora.

Concrete se convertirá en el benévolo juez de un terrible secreto en el que en el pecado se lleva la penitencia, consiguiendo además un nuevo amigo, que encontrará en Concrete el objeto de sus afectos.

En el segundo arco argumental, Concrete va a sufrir una transformación, que va a confundirle tanto a él como a la Dra Maureen, quien no alcanza a resolver el problema de concrete, a quien han empezado a crecerle apéndices en la cabeza a modo de cornamentas, que parecen no dejar querer de crecer.

Cómico y al tiempo profundo, este arco nos introduce al tiempo en el pasado de la Dra Maureen, en su matrimonio con un hombre que trata de recuperarla de nuevo.

Katmandú será el centro de atención del tercer arco argumental de este recopilatorio, ciudad a la que acudirá para ayudar en la construcción de un puente que ayudará a las aldeas en la falda del Everest.

El objetivo oficial del viaje de Concrete encubre otro deseo de nuestro personaje, acceder a la cima del Everest, realizar la escalada en solitario y alcanzar la cima del mundo, algo que no le va a resultar fácil debido a su envergadura.

En el último arco argumental, Concrete deberá afrontar la enfermedad de su madre, quien piensa que su hijo está muerto, un engaño que Concrete va a tratar de llevar a su fin, antes de que la enfermedad acabe con su madre

Cada entrega de Concrete nos presenta una obra mas completa en la que con cada nueva historia nos adentramos en un nuevo aspecto del personaje.