Dinastía de M. El Día Después

Tras Dinastía de M por fin llega a España el comienzo de las series y especiales en los que iremos viendo las consecuencias de la saga más interesante de los últimos años en Marvel (sí, ahora, en los USA, están centrados en la nueva saga, pero a nosotros nos ocupa otra) destinada a cambiar el destino de, en especial, la mayoría de mutantes del Universo Marvel.

    Se ha dicho en varias ocasiones que, en realidad, Dinastía de M no había sido una serie importante, que lo único interesante eran sus consecuencias. Bueno, yo disfruté con Dinastía de M y, por lo que veo, me parece que también voy a disfrutar con Diezmados, el comienzo del ¿fin? de los mutantes.

    Antes de nada tengo que comentar que esta misma saga me parece un paso atrás, que en Marvel intentan reiniciarse y volver al pasado en el que los mutantes eran muy pocos. Como lector que ha seguido las series mutantes durante años me siento un tanto estafado porque se tira a la basura gran parte de lo acontecido, personajes creados, etc. Una lástima, pero si partiendo de esta base, con la que estoy descontento, logran ofrecernos historias interesantes..., bueno, reconsideraré lo de sentirme estafado.

    El primero de los especiales en los que vemos lo sucedido con los mutantes es Dinastía de M. El Día Después y la verdad es que es, efectivamente, el día después, a los sucesos creados por Wanda Maximoff que, en un momento de locura, pronunció la frase fatídica No más mutantes. Ahora el mundo afronta las consecuencias de esos actos. Palabras bienintencionadas dichas en un momento de pasión que están destinadas a cambiar la faz del Universo Marvel. La población de mutantes se ha visto reducida, tanto que la Reina Blanca acierta al afirmar que han sufrido un genocidio. Y lo peor es que ha sido provocado por uno de los suyos, aunque los que conocen lo sucedido evitan señalar al culpable y se concentran en lidiar con la situación.

    Así vemos como Cíclope es partidario de reagrupar en la Mansión a todos los mutantes de la Patrulla-X, mientras que Tormenta decide llevarse su grupo a África, donde podrán proteger a la población africana. También vemos que el barrio mutante de Nueva York ha perdido a toda su población, vemos como el Gobierno reactiva un programa destinado a utilizar Centinelas, ¿con qué finalidad? no se sabe, pero el número acaba con un cliffhanger muy atractivo.

    Chris Claremont es el encargado de guionizar este comic donde sentará las bases de los futuros acontecimientos que van a vivir los títulos mutantes. Este es un número en el que no suceden excesivas cosas, sino que más bien se van sembrando semillas que crecerán en sus propias series y especiales, por lo que, en realidad estamos ante un número de presentación de lo que está por venir.

    Es una lástima que el trabajo del guionista más importante que han conocido los mutantes este estropeado por el deficiente trabajo de Randy Green que en este especial da una de arena. Vemos como los dibujos parecen inacabados, las expresiones faciales están poco conseguidas y, las únicas viñetas destacables son en las que vemos a los supertipos ataviados como tales. Una pena, ya que Green es capaz de ofrecer un trabajo más completo.

    En cuanto a la edición de Panini Comics, la verdad es que no hay pega alguna. Es un comic de 48 páginas (o más, tengo que revisarlo) a 2,90 euros, lo más barato del mercado, con un gran acabado y con un artículo de 3 páginas que nos informa donde seguir el resto de acontecimientos.

    Puede que este comic no tenga un gran dibujo, pero la verdad es que es el punto de inicio de la trama en torno a la que van a girar los mutantes durantes los próximos meses y por ese motivo, además de porque es entretenido, es un comic que no debéis perderos.