El Rastreador

El Rastreador

Ponent Mon  publica una nueva obra de un autor, que parece haberse convertido en uno de los iconos de esta editorial, Jiro Taniguchi. Una historia que se adentra en los errores de la adolescencia, al tiempo que denuncia uno de las peores perversiones conocidas, la pedofilia, el deseo por las casi niñas.

La amistad entre dos montañeros, traspasa barreras y llega mas allá de la muerte de uno de ellos, algo que llevará a quien a sobrevivido a su compañero de escalada a convertirse en el mejor aliado de la hija y esposa de quien falleció en la montaña.

Shiga, recibirá en su refugio de la montaña la llamada angustiada de la mujer de su amigo, la preocupación nace de la desaparición de su hija adolescente Megumi, una niña, que a los ojos de su madre no parece tener problemas, una niña que ha buscado en Shiga al padre al que nunca conoció, ya que murió cuando ella aún no había nacido.

Shiga no dudará en bajar de la montaña, para acudir en búsqueda de la adolescente, iniciando una búsqueda, en la que va a descubrir los secretos que la joven adolescente a ocultado a su madre, los que conocerá por boca de una amiga de Megumi, quien le conducirá hasta un barrio poco recomendable para una adolescente.

Ôhara, como se llama la amiga de Megumi proporcionará la información que le conducirá al inicio de la búsqueda, pero no le contará toda la verdad, una verdad terrible, que poco a poco Shiga habrá de descubrir en el barrio de Shibuya, donde, de la mano de un hombre que conoce bien el barrio y a los adolescentes que lo frecuentan, le conducirá por una terrible verdad, determinadas adolescentes proporcionan compañía y en ocasiones algo mas a adultos que las buscan en el barrio.

Shiga no puede ocultar sus ojos ante la verdad, un caro bolso que ha aparecido en el dormitorio de Megumi y lo descubierto en Shibuya le conduce por un camino que nunca hubiese deseado, el de que la adolescente ha sido secuestrada por un adulto.

Un coche le dará la pista definitiva, la que le conduce hacia el presidente de una gran corporación, en lo que va a ser un camino plagado de dificultades, pero en el que nada va a amedrentar la férrea decisión de Shiga de encontrar a la adolescente y en el que dos amigos montañeros van a ser sus mejores aliados.

Una obra en tempo reposado, en la que el protagonista recorre sus propios miedos, al tiempo que descubre una adolescente que ha cometido un error que la marcará para siempre.