Strangers In Paradise

Norma Editorial ha comenzado a editar  en nuestro país. Inicialmente esta serie fue editada por Dude Comics, pero tras una publicación aperiódica ha sido la barcelonesa editorial la que ha apostado con fuerza por la obra de Terry Moore con un formato que le viene como anillo al dedo.

    Strangers In paradise, Extraños en el Paraíso, trata sobre la historia de amor entre Katchoo y Francine con un invitado de lujo, David, quien muestra un interés romántico por Katchoo, el personaje que parece tener más definida su sexualidad y sus sentimientos por Francine. A lo largo de estos primeros tres volúmenes publicados por Norma Editorial veremos como los personajes van dando vueltas alrededor de sí mismos y cómo van alcanzando un equilibrio entre sus sentimientos, su pasado y su futuro. El segundo volumen es el que parece sentar una nueva base para los tres, pero Terry Moore inicia un nuevo viraje que, en el tercer volumen, nos deparará un cliff-hanger de los que te dejan deseando poder leer el siguiente número.

    Terry Moore está jugando con Strangers In Paradise, no sólo nos ofrece una historia, sino que vemos como juega con el guión y con los propios recursos del comic. El guionista no se conforma con jugar con los recursos habituales del mundo del comic, sino que además explora las posibilidades del género, incluyendo partituras, canciones, extractos de libros, etc. Casi parece que Moore quiera ver cuán flexible es el comic como género y esté experimentando, y divirtiéndose, comprobando qué es capaz de hacer. Naturalmente algunos de sus experimentos resultan fallidos, como ocurre con los saltos temporales de comienzos del primer volumen que hacen que el guionista se pierda un poco con la historia, sin embargo a mitad de este volumen retoma el pulso de una manera envidiable y consigue recuperar toda la magia de la obra y volver a tener al lector en vilo.

    En cuanto al dibujo de Strangers In Paradise lo curioso del estilo de Terry Moore es que no congenia con el slice of life, género al que sin duda pertenece esta obra, sino que su estilo es más deudor del comic de superhéroes que de otra cosa, pero Moore lo explota con ingenio y humor, con parodias del género de superhéroes y del de fantasía, y con una deliciosa ironía que hace que el comic funcione a la perfección. Su estilo evoluciona a lo largo de los números y poco a poco se va volviendo más expresivo y versátil, si bien en algunos momentos su trabajo puede llevarnos a confundir a los personajes entre sí también es cierto que esto sucede las menos de las veces.

    Sobre la edición de Norma Editorial cabe destacar que han sabido escoger con gran acierto el nuevo formato de la obra, formato libro. Con Dude Comics Strangers In Paradise se publicaba en formato grapa y la verdad es que la obra ya funcionaba bastante bien, pero con este formato el comic parece recibir justo lo que merece, un formato íntimo que invita a recogerse y a disfrutar de la obra de Terry Moore. Es una detalle que las portadas se publiquen a color (al final del comic, para no entorpecer la lectura) y si hay que comentar algún fallo ese sería el de la ausencia de artículos informativos sobre el autor o su obra, si bien el lector no puede acabar descontento ante una edición tan cuidada.

    En definitiva, Strangers In Paradise es un gran comic, adictivo, que agradará al público con un paladar más exquisito. A modo de prueba recomiendo la lectura de los dos primeros volúmenes que vienen a conformar un arco argumental y que son una buena muestra de lo que ofrece la obra. Aún así es un comic muy recomendable.