Lex Luthor. Hombre de acero

Que Brian Azzarello es un gran escritor sólo pueden dudarlo aquellos que no hayan leído 100 Balas, pero también es cierto que es un autor que se crece a la hora de trabajar con personajes grises, o directamente oscuros. Si bien puede haber pegas a la hora de hablar de su Superman, y las criticas que he leído no son nada halagüeñas, no las puede haber cuando hablamos de lo que Brian hace cuando trabaja con personajes malos.

    Y es que pocas veces hemos visto a un autor retratar tan claramente a Lex Luthor, un personaje capaz de las más altas cuotas de grandeza y de los actos más viles con tal de lograr sus objetivos. Eso es lo que Azzarello pretende mostrarnos en este tomo: Lex Luthor. Hombre de acero, y eso es precisamente lo que vemos aquí. Lex Luthor es la personificación del ser humano, una raza capaz de los más grandes logros y también de los mayores horrores, alguien capaz de crear la más bella obra de arte y también capaz de destruirla por los objetivos más mezquinos convencido de estar haciendo lo correcto.

    El propio Brian Azzarello  nos confirmó durante el Salón del Comic de Barcelona que se siente mucho más cómodo hablando a través de alguien como Lex Luthor que utilizando a un personaje como Superman, alguien en quien no cree y en el que jamás confiaría. Por eso se esfuerza en demostrarnos la realidad a través del mundo de Lex y no a través de los ojos de Superman, Lex es el ser humano, y como tal desconfía de alguien tan perfecto, tan noble y ve con malos ojos el que la humanidad le rinda pleitesía así que se marca a sí mismo la misión de desenmascararlo ante la luz pública y para ello hará lo que sea necesario.

    La verdad es que es impresionante la visión que Azzarello nos ofrece de dos personajes tan trabajados como Superman y Lex, pocos autores han sido capaces de ver tan claramente las posibilidades de Lex como el contrapunto absoluto de Superman y como el enemigo definitivo de un personaje tan irreal como el último kryptoniano. No nos engañemos, Lex no es el bueno, sus métodos no nos gustarán jamás, Lex es un fanático convencido de su fe y hará todo lo que sea necesario para convertirnos a todos y eso lo hace peligroso.

    Pero esta fantástica obra está excelentemente ilustrada por un dibujante de un trazo absolutamente realista, un Lee Bermejo que lo da todo para estar a la altura de su guionista y que nos regala unas láminas y unos personajes que nos obligarán a detenernos para juzgar con detalle su visión de personajes como Superman y Batman (que en este comic no deja de ser algo menos que un personaje secundario a pesar de tener aún más presencia que Superman). Los trajes que diseña para los dos héroes son perfectos y ojala los hubiesen tenido en cuenta a la hora de las películas, esa tela es perfecta para un traje de superhéroe, nada de licra, cuero.

    En cuanto a la edición tengo que decir que cuando lo leí no me di cuenta pero que cuando lo he cogido para hacer la reseña me he dado cuenta de que Planeta de Agostini ha escogido un formato prácticamente idéntico al que utilizaba Norma Editorial (aunque con un precio un poco más ajustado, 9,95 € por 144 páginas). Lamento no ver artículos, pero me gusta el detalle de poner una página dedicada a hablar de otros comics de Superman, lo considero un acierto por su intento de orientar a los lectores a que compren más comics de Superman. La edición es muy buena.

    Lex Luthor. Hombre de acero es un comic muy recomendable, pero cuidado, las mentes sensibles sentirán tambalearse su visión del Bien y del Mal ante los argumentos de Lex... y ante sus acciones.