El minúsculo mosquetero

Publicado por Norma Editorial, esté álbum llega firmado por Joann Sfar, un autor que se enmarca dentro de la nouvelle bande dessinnée y que en esta ocasión nos presenta a un pequeño protagonista, que en búsqueda del cuerpo perfecto ha encontrado un nuevo mundo, aquel de quienes son pequeños, tan pequeños como para convertir un salero en un consultorio médico.

El Minúsculo Mosquetero se verá encogido tras beber un brebaje cayendo a su propia mesa, donde en el salero va a conocer, a quienes rodos consideran una doctora, quien es también profesora de la academia de Bellas Artes de la pequeña Francia.

De la mano de la doctora el minúsculo mosquetero acabará en la academia de bellas artes posando desnudo para los alumnos, que abarrotan el aula y atienden sin pestañear las explicaciones sobre los miembros masculinos de la doctora.

Al finalizar la clase el único alumno que se quedará en el aula se acercará al minúsculo mosquetero para contarle sus personales cuitas, sus pesares por la mujer amada, aquella a quien escribe  y dibuja en el afán de transmitirle su amor y en cuya búsqueda quiere acudir.

Este será el inicio de una aventura del minúsculo mosquetero, quien junto con el alumno de bellas artes va a acudir en busca de la joven dama a quien el enamorado dedica sus dibujos. A lomos de canes el minúsculo mosquetero descubrirá la pequeña Francia, sus alimentos, sus habitantes y sus ciudades , un país diferente de la Gran Francia, aquel en el que habitaba en cuando su tamaño era normal.

A la llegada al castillo, juntos mosquetero y enamorado van a escalar hasta los aposentos de la joven dama, donde van a encontrarse con la con quien prenda el corazón del estudiante y el esposo, quien lejos de enfadarse, les va a dar grandes muestras de tolerancia, pese a lo cual va a entablarse un combate a vida o muerte, en el que el damnificado será el enamorado.

Marido, esposa y pequeño mosquetero, tras velar al finado, van a compartir mesa, en la que el mosquetero recibirá el ofrecimiento de compartir a la dama, sugerencia que le pondrá en el camino de vuelta en busca de su doctora, no sin hacer antes una pausa en el camino para conocer una guardería.

Galardonado con el Premio Internacional de la Villa de Gèneve en el 2001 en este álbum Sfar, nos sitúa en el tiempo de los mosqueteros en un álbum en el que el absurdo se sitúa en un mundo en miniatura.