Punk Rock Jesús

Sean Murphy, está considerado como uno de los nuevos talentos del cómic americano y tras formarse ampliamente en el campo de la ilustración, empezó una prometedora carrera para Dark Horse que, posteriormente, lo conduciría a DC Entertainment. Para esta, ha dibujado miniseries como Scarecrow: Year One y Hellblazer: Ciudad de demonios. Esta última no ha sido su única colaboración para el sello Vertigo, ya que también ha firmado Joe el Bárbaro, escrita por Grant Morrison, y American Vampire: Selección natural, una historia derivada de la conocida serie de Scott Snyder.

Sean Murphy en esta obra nos sorprende con una crítica tanto a la religión como a los realitys Shows, en la línea de todo está justificado en aras al fin.

La obra nos sitúa en un futuro, que casi es un presente, en el que las personas se hayan idiotizadas con los realitys y como no podía ser de otra manera con un exacerbado fanatismo religioso.

En las navidades del año 2019, los televidentes se encuentran en estado de absoluta exaltación ante el que va a ser el nacimiento del año, en lo que es el reality más “sorprendente” en el que supuestamente nacerá de una virgen un clon de Jesucristo, permitiendo a través del reality seguir la vida del recién nacido y los milagros que el mismo obrará en su vida.

Los protagonistas del reality son un presentador, con una moral más que cuestionable y carente de los mínimos valores morales, que no duda en cometer las mayores tropelías con el objeto de ganar audiencia, la doctora Sarah Epstein, la genetista que ha conseguido clonar a Jesucristo a partir del ADN de la sábana santa y la madre biológica de la criatura, Virginia Gwen, una mujer tan poco estable, como sobredimensionada por el reality. Personas con tan pocos elementos en común como  discrepancias mantienen entre ellos.

Junto a los protagonistas, el responsable de seguridad, un rudo hombre, curtido en mil batallas, que se convertirá en el verdadero protector de Chris, quien tras una vida en la isla no exenta de sobresaltos, va a tomar un camino muy alejado del cristianismo. Convertido en líder de una banda de Punk Rock, se convertirá en un recalcitrante ateo y quien estaba llamado a convertirse en el cristiano más importante, será a la postre su mayor detractor.

Una obra en clave bastante crítica, que adentra al lector en una trepidante obra en la que la acción es tan protagonista como la propia historia y muy recomendable para todos aquellos lectores adictos a la línea Vértigo.